Atrapados en la gran nube negra del ego creamos conflictos tras conflictos

Ene 6, 2019

Atrapados en la gran nube negra del ego creamos conflictos tras conflictos

Atrapados en la gran nube negra del ego, creamos conflictos tras conflictos. Hasta ahora fuimos inconscientes de estos programas distorsionados, ahora ya lo sabemos.

Pero nos resulta difícil admitir que vivimos bajo el dominio del ego.

No hay otro camino para evolucionar que volvernos conscientes de cómo se activa en uno mismo estos viejos programas. Ver ver ver , asumir en uno mismo, sintiendo con intensidad, y entregándolo al Ser para que sea transformado desde el Origen. Asumo así mi humanidad y mi parte divina conectada con el Creador 8
Asumo, siento, y entrego. Gracias gracias gracias.
O vivimos desde el ego o vivimos desde el amor. Cuando cada uno nos volvemos responsables 100% de nuestra parte, evolucionamos juntos en el recuerdo de quienes somos en verdad: luz, amor, alegría.

Elijo hacerme cargo de mi parte y te invito a ti, querido lector, a sumarte; pues sanamos juntos! regresamos a la Verdad todos juntos porque para Dios solo hay un Hijo: nuestro verdadero Ser, uno con el Creador.

Trabajo Personal

Cuando nos observamos en nuestra vida cotidiana podemos ver cómo estamos en el ego, esa gran nube negra -campo de información compartido por todos- que distorsiona nuestras experiencias. Solo dándonos cuenta de ello, sin juzgar pero si bien conscientes de cómo se activa en nuestros vínculos; será posible ir mutando y liberando esa información.

De a poco, en un proceso, el rayo de Luz del Ser (Espíritu Puro, Amor) cada vez se nos muestra con más intensidad. Ahí vamos, paso a paso, instante a instante, asumiendo lo que es y entregándolo al Espíritu Santo/Ser para que lo libere desde el Origen.

Del ego al Ser. De la oscuridad a la Luz.

¡Gracias Jesús por enseñarnos el camino de regreso al Padre!

Del libro Un Curso de Milagros, Cap 13, VI. Cómo encontrar el presente, 4

4 Pues el pasado no puede arrojar sombras que obscurezcan el presente, a no ser que tengas miedo de la luz. 5 Y sólo si tienes miedo de la luz elegirías dejar que la obscuridad te acompañase, y al tenerla en tu mente, verla como una nube negra que envuelve a tus hermanos y te impide ver su realidad.

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el desarrollo personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior” Guía y acompañamiento para la paz interior, a través del desarrollo personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up