Agradecer lo que nadie quiere agradecer

Feb 7, 2018

Agradecer lo que nadie quiere agradecer

Experimentando un sentimiento de angustia y culpa, puede ver que físicamente caminaba mirando hacia abajo… un paso más me conecté con mi experiencia de 28 años atrás de la muerte de mi hijo pequeño (que además surge por situaciones familiares que lo recuerdan).
Esa mirada hacia el suelo tenía que ver con mirar un muerto y vi de qué se trataba. Seguí el proceso y recibí la comprensión que la actitud de agradecer todo, incluía lo difícil, lo doloroso, y tenía que agradecer esta muerte de mi hijo pues gracias a esa vivencia dolorosa yo crecí y maduré, brindando herramientas a muchas personas gracias a lo aprendido.
Mi hijo además, vino a este mundo y desencarnó rápidamente como un pacto de alma conmigo, al servicio de mi propia evolución. Cuando entro en un sentimiento de agradecimiento, emerge la paz nuevamente.
Gracias hijo por la enseñanza que me brindaste al encarnar y desencarnar en poco tiempo…
Gracias… Gracias… Gracias…

Sigue con tu servicio a la Vida, no te detengas! adelante!


Trabajo Personal
Observa qué vivencias necesitas AGRADECER. 
Visualizas y sientes en tu corazón el agradecimiento, pues gracias a ello has crecido.
 Practica agradecer lo que nadie quiere agradecer 🙏

Para meditar
Cuando termino de escribir esta reflexión, recibo este mensaje de una amiga del alma, ANA MARíA, desde España, ella me lo comparte desde su práctica de UN CURSO DE MILAGROS, Muchas GRACIAS ANA MARÍA! 💞
TODO SON LECCIONES DE AMOR: LECCIONES QUE DIOS QUIERE QUE YO APRENDA
TODO LO QUE SUCEDE, SON LECCIONES DE AMOR PARA APRENDER Y TRASCENDER
DETRÁS DE CADA VIVENCIA Y EXPERIENCIA, ESTÁ DIOS
DETRÁS DE CADA ILUSIÓN, ESTÁ EL APRENDIZAJE DE RECORDAR EL AMOR Y DESCUBRIR MI VERDADERA IDENTIDAD *
HAY UN PLAN DETRÁS DE LAS APARIENCIAS
Padre, necesito aprender que no estoy solo y que Algo o Alguien ha planeado “el camino que debo recorrer, el papel que debo desempeñar, así como cada paso en el sendero señalado” (1:2).
Como me recordaba la Lección 321: “No entendía lo que me podía hacer libre, ni lo que era mi libertad o adónde ir a buscarla”. De hecho, Tú has establecido el camino, y el Espíritu Santo es la Voz que habla por Ti. Así que voy a seguir a “Uno que conoce el camino” (2:1). ¡Qué alivio tener a Éste Uno en Quien confiar! Caminando por una selva oscura de caminos retorcidos y confusos, ¡qué consuelo saber que tengo un Guía Que conoce cada detalle del camino! Debido a Él, “no puedo per­derme” (1:3).
Que hoy recuerde que Tú has establecido cada paso de mi camino. Cuando miro hacia atrás Contigo, sé que es cierto: todo lo que he hecho ha sido para mi bien, todo ha funcionado perfectamente para traerme exactamente donde estoy ahora. Incluso mis correrías estaban perfectamente planeadas para enseñarme la falsedad de las ilusiones. Yo era un seguidor. Lo que pensaba que eran desviaciones que me alejaban de Ti, eran realmente lecciones que me acercaban al Hogar, y estoy agradecido por todos ellos. Que ahora mire al futuro con la confianza que me da ese conocimiento: no puedo per­derme. Cada persona, cada acontecimiento y cada circunstancia de mi vida, vistas con la visión, hoy pueden ser un paso hacia el Hogar, un medio de encontrar mi camino de regreso a Ti.
Si hoy me desvío, Padre, tráeme de regreso. Te doy las gracias por el bendito alivio de saber que yo no tengo que resolver nada. Ha sido resuelto para mí.  Puedo dejar que el día se desenvuelva como venga, confiando en que todo ha sido perfectamente planeado por Ti para traerme tu recuerdo a mi mente lo más rápidamente posible.
 Aprender a seguir la orientación interior es una gran parte de hacer el Curso. Esa orientación es la Voz que habla por Dios, el Espíritu Santo. Es parte de mí y parte de Dios. Al fin y al cabo, todo es Uno, pero mientras piense que estoy separado, sentiré esa Voz como una voz separada, llamándome a volver al hogar:
“Tu amorosa Voz siempre me exhortará a regresar, y me llevará por el buen camino” (1:5).
Hay un plan detrás de las apariencias, y en eso es en lo que puedo confiar hoy. Siguiendo al Espíritu Santo, sé que el final es seguro. Él “garan­tiza que llegaremos a salvo a nuestro hogar” (2:4). Me puedo sentir destrozado y confundido, pero ¡no puedo estropear nada! Tengo un Guía perfecto, y Él va a permanecer conmigo hasta que llegue final y de nuevo caiga en los brazos de mi Padre.
*Desde mi auto referencia, Dios no está fuera sino dentro de mi, es parte de mi, es esencia divina que experimenta a través de mi parte humana que dice “Si y Gracias” a todo lo que esa parte divina q habita en mi, quiere experimentar en este plano concreto.
HUMANOS y DIVINOS a la vez, así percibo nuestra identidad.
Cuando elijo decir SI y GRACIAS a la experiencia que transito, estoy poniéndome disponible a esa parte divina que habita en mi. Y en conexión con esa parte divina, comienzo a CREAR de manera CONSCIENTE. 

Cuando digo “SI y GRACIAS”, estoy poniéndome disponible a la experiencia. Es mi parte HUMANA que dice “SI y GRACIAS” a la parte DIVINA que habita en mi.
Si…
Gracias

ByMAría GuAdaLUPe butterA

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora sobre Crecimiento Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el crecimiento personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior y el Poder para crear su propia vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up