¿Cuándo perdemos la paz interior?

Ago 15, 2019

¿Cuándo perdemos la paz interior?

Partiendo de un supuesto equivocado fabricamos más error, hasta que elegimos VER más allá de la dualidad

Cuando no estamos en paz con nosotros mismos, proyectamos nuestras incongruencias en el vínculo con otro/s; o nos castigamos a nosotros mismos fabricando, inconscientemente, eventos negativos en nuestra vida.

La paz que anhelamos comienza en nuestro interior.

¿Cuándo perdemos la paz interior?

Cuando nos creemos el cuento loco del ego que nos hace creer que estamos separados del Creador y de los otros, de la filiación.

Por esta falsa creencia de habernos separado (pecado), creemos que seremos castigados y asi emerge el miedo. Todo esto sucede en un nivel inconsciente, que todos compartimos como una parte de la mente con esta información errada: la mente errada como nos dice Un Curso de Milagros. ¡Pura mentira que ya podemos VER y LIBERARNOS de tal demencia! 

Desde esta mente errada, venimos fabricando conflictos en nuestro interior, y al no saber qué hacer con ello, proyectamos afuera esa “culpa“. Al partir de un supuesto erróneo, todo lo que surge de ello será también un error. Entonces, al no soportar ese sentimiento de culpa y miedo porque creímos haber hecho un daño a Dios al separarnos, lo trasladamos fuera de nosotros, lo proyectamos afuera culpando a otro/s. O nos castigamos a nosotros mismos fabricando, inconscientemente, eventos negativos en nuestra vida. Así, engaño tras engaño… al partir del error de separación, fabricamos más error…

“Antes de condenar a tu hermano, recuerda quién es él”. UCDM

Él/Ella soy yo… porque somos un solo Ser.

El otro es un aspecto de la misma mente que compartimos todos. Esa mente compartida es un campo de información, que contiene una parte “errada” (ego); y está también la parte correcta que es nuestro Ser, conectado a la Verdad, a la Fuente.

Entonces, aquello que observamos en un otro es un aspecto de esa mente compartida. Algunos aspectos quizá más olvidados de “quienes somos realmente” que otros. Estamos locos cuando nos creemos separados 😂 y escuchamos la voz del ego. Desde la mente “errada”, se activa la idea de separación, culpa y miedo de manera inconsciente, la cual proyectamos fuera culpando al otro o auto castigándonos nosotros mismos. Pero todo esto parte de nuestro interior, de habernos conectado con esa información errada. Y es precisamente en nuestro interior donde podemos transformarla, a partir de volvernos conscientes de este mecanismo egoico que todos compartimos. Pues no es algo personal, sino compartido. 

Nos liberamos cuando nos damos cuenta que la separación está solo en la “forma” exterior (dimensión física) pero en el “contenido” somos una mente compartida: con información errada y correcta. La mente errada es pura ilusión y fantasía, y lo real es la mente correcta que sabe que estamos unidos siempre a nuestro Creador.

Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios. UCDM

Entonces, podemos aquí y ahora elegir de nuevo, elegir dejar de juzgar y mirar amorosamente 💝a cada hermano 🌎 Pues asi, sanamos juntos 💫 Purificando la loca idea que estamos separados del Creador y entre nosotros. Todo está conectado. 

Nadie nos expulsó del paraíso del Amor Eterno del Creador, nos fuimos solos cuando nos olvidamos quienes somos en verdad: “un solo Ser unido al Amor”.

Y a casa del Padre ¡Volvemos juntos! Ya demasiado tiempo estuvimos dormidos fabricando conflictos, ahora es tiempo de recordar que podemos co crear con el Creador al servicio de todos; comenzando por casa, por uno mismo. Pues esa paz que logramos en nosotros mismos al recordar que somos inocentes, la extendemos a otro/s de manera natural.

Nunca estuvimos separados del amor incondicional de nuestro Creador; solo fue un sueño loco que podemos ya mismo dejar atrás y mirar la Luz delante que nos guía siempre. 

La sanación es el retorno a la Verdad: el Amor eterno, infinito, incondicional que une toda la creación.

Para meditar

Éste es el instante santo de mi liberación. LECCIÓN 227 UCDM
Padre, hoy es el día en que me libero porque mi voluntad es la Tuya. Pensé hacer otra voluntad. Sin embargo, nada de lo que pensé aparte de Ti existe. Y soy libre porque estaba equivocado y las ilusiones que abrigaba no afectaron en modo alguno mi realidad. Ahora renuncio a ellas y las pongo a los pies de la verdad, a fin de que sean para siempre borradas de mi mente. Este es el instante santo de mi liberación. Padre, sé que mi voluntad es una con la Tuya.
Y de esta manera, nos encontramos felizmente de vuelta en el Cielo, del cual realmente jamás nos ausentamos. En este día el Hijo de Dios abandona sus sueños. En este día el Hijo de Dios regresa de nuevo a su hogar, liberado del pecado y revestido de santidad, habiéndosele restituido finalmente su mente recta. LECCIÓN 227 

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up