Descubrir y poner en práctica los propios dones y talentos es como nacer de nuevo…

Ene 4, 2017

Descubrir y poner en práctica los propios dones y talentos es como nacer de nuevo…

Tengo una actividad laboral desde hace años con la cual me sostengo económicamente en la vida. Luego de transitar profundas crisis en mi vida, en un proceso, he ido descubriendo mis dones y talentos, los cuales no tienen mucho que ver con lo que hago en la oficina a diario.  Entre otras cuestiones, estas crisis se fundaban en vivir en desconexión de mi ser esencial. Al desconocerme, vivía hacia afuera, haciendo lo que “debía hacer”, lo que otros esperaban y no aquello que desde mi interior más profundo, elegía hacer. Vivía esclava, no era libre, y obviamente, terminé enfermando. Pero la enfermedad vino a mostrarme el Camino de Regreso a Casa: mi corazón. Retornar a él, hizo que me encuentre con la divinidad que habita en todo ser, y cuando digo divinidad me refiero a esa capacidad de crear que todos los seres tenemos, pero muchos aún necesitan recordarlo.
En algún momento creí que debía dedicarme por completo a hacer lo que me agrada, pero no tenía claridad de cómo hacerlo, entonces, seguí en mi trabajo y fui incorporando de a poco, actividades relacionadas con mis dones y talentos personales.
Hoy puedo decir que aún me mantengo en mi trabajo habitual de tantos años, pero de una manera muy diferente a cómo lo hacía cuando no practicaba hacer lo que más me agrada: facilitar y comunicar procesos sobre Crecimiento y Desarrollo del Ser.
Incorporar a mi vida la práctica de aquello que me gusta y disfruto al hacerlo, ha dado oxígeno, energía a mi vida, es como enamorarse de la Vida, sentirse parte de Algo Más Grande y servir a otro/s.
En síntesis, descubrir y poner en práctica los propios dones a partir de conocerse uno mismo, pues los dones tienen que ver con aquello que te entusiasma hacer, con lo que más te agrada y disfrutas, es como “un hacer no haciendo”, pues no te das cuenta ni del paso del tiempo cuando estás en ello, estás más allá, como envuelto en un todo que te abarca y te toma a su servicio.
Descubrirse uno mismo en lo que te agrada hacer, en tu don, es como nacer de nuevo, nacer a una nueva identidad más amplia, que va más allá de lo que incorporamos en nuestro trayecto vital, en nuestros vínculos próximos en los cuales fuimos recibiendo el mensaje de quién soy.
Descubrirse implica abrirse a nuevas posibilidades de ser, que incluyen las anteriores, las abarca, las trasciende, va más allá de quien he venido siendo. Entonces, uno deja de compararse o competir con otros intentando sobrevivir, pues ya no lo necesita más, ha descubierto un diamante en su interior más profundo y elije hacerlo brillar, compartiendo con otros aquello que crea. 

Foto superpuesta del SOL tomadas a la misma hora, desde el mismo lugar, a lo largo de un año.


Para meditar

Esfuérzate por lo que realmente te llene el alma. Y ten la virtud de saber esperar, porque todo lo que tiene que ser será. Rûmi
María Guadalupe Buttera

PorMaría Guadalupe Buttera

Nací en Santa Fe, Argentina, en abril de 1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual, facilitando procesos de transformación interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

guest
2 Comentarios
más nuevos
más antiguos vás votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
10 enero, 2017 12:52 am

hola Guadalupe, estoy en un proceso de terapia pero siento que no avanzo y no tengo movimiento para poder descubrir ("sacar") a mi ser. me siento estancada. que puedo hacer?
agradezco tu atención

error: Este contenido está protegido
2
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x