Detectar los pensamientos que causan interferencia

Mar 5, 2020

Detectar los pensamientos que causan interferencia

Vivir despiertos implica tomar consciencia de los pensamientos que aparecen

Un curso de milagros nos enseña que hay pensamientos falsos y pensamientos verdaderos. Los pensamientos falsos son aquellos que vienen del ego y nos hacen creer que estamos separados del Creador y de nuestros hermanos. Por ejemplo que no soy valioso, que no soy suficientemente bueno, que soy un fracaso, que nunca voy a poder ser feliz, etc. Viene del ego todo aquel pensamiento que niega la Luz del Ser divino, infinito y eterno que somos, como el Hijo creado a semejanza del Creador. Y los pensamientos verdaderos son inspirados por el Espíritu Santo, nuestro Ser que nos recuerda la verdad que nunca nos separamos de la Fuente; la creencia de la separación no es real, solo que si nos la creemos, fabricamos ilusión.

Ordenar la mente

Hoy es esencial esta labor de auto observación para detectar los pensamientos falsos, que causan interferencia y nos impiden mantenernos en paz.
Una manera de discernir los pensamientos falsos de los verdaderos es agregarles al final del pensamiento “lo dice Jesús“. De esta manera, nos vamos a dar cuenta si se trata de algo real o ilusorio.
Pues, por ejemplo si emerge el pensamiento: “soy un fracaso, lo dice Jesús”
¿Puede Jesús decir esto? ¡No, en absoluto! Jesús nos recuerda que somos el Hijo amado eternamente por el Creador, y nunca vendría de Él semejante idea.
Esta es una manera simple y práctica que puedes usar para ordenar la mente, que suele aparecer como muy caótica si no la entrenamos y miramos con consciencia y discernimiento.

Así, atentos y conscientes, nos mantenemos despiertos ante los pensamientos que surgen, y aportamos a la purificación de esa mente que compartimos todos, como un campo de información que necesita ser mirada, iluminado.
La lección 65 del libro de ejercicios diarios para entrenar nuestra mente de UCDM, nos dice:
Mi única función es la que Dios me dio.

Nos llenamos de actividades diarias y muchas de ellas nos distraen de lo esencial. Mi única función es la que Dios me dio, nos recuerda Jesús. Nuestra única función es dejarnos guiar por el Espíritu Santo, para que nos inspire en cada acción que llevemos a cabo. De esta manera, dejamos que sea este Espíritu Puro quien se expresa a través nuestro, fluye por medio de nosotros. Claro que para ello, es necesario que soltemos esas ideas que nos hacen creer que todo depende de mi, que tengo que controlarlo todo, que yo se que debo hacer, nadie lo hace como yo, etc. Disponible y dócil para que el Espíritu Santo me inspire, le pregunto todo a Él. Hablo con esa parte de mi que sabe qué es lo mejor. Puedes llamarle Espíritu Santo, Jesús, la Luz, el Ser; más allá del nombre, se trata de esa parte nuestra que recuerda la Verdad, la Unidad eterna con el Creador.

¿Estás dispuesto a que tus propósitos ilusorios sean reemplazados por la verdad?

Entrenar la mente es una labor que podemos llevar a cabo en nuestra vida cotidiana, a partir de observar atentos todo lo que surge en la mente.
Hoy más que nunca se nos presenta el desafío de ordenar la mente para discernir lo falso de lo verdadero. Y asi, purificar la información oscura llevándola a la Luz, de la mano de Jesús, o como llames a tu Guía y Maestro interior.
¡Así sea querido/a lector/a!

Te comparto este libro disponible completa y gratuitamente en formato PDF en el sig. link:

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora para la Paz Interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll Up
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x