Detrás de esta persona que rechazo, había una mujer muy enojada y un bebé abortado

Dic 11, 2014

Detrás de esta persona que rechazo, había una mujer muy enojada y un bebé abortado

-Querida Maria G., leyendo la entrada “Mi padre tiene otro hijo con otra mujer” sentí algo en mi interior que me resonó. Estoy casada por 2° vez igual que Amalia, mi marido tiene 3 hijas del matrimonio anterior al nuestro, de 33, 30 y 28 años; dos de ellas hicieron ya su vida propia; y la menor, sigue estudiando, no se termina de recibir y aún demanda al padre sostén económico. Siento rechazo hacia ella y ella hacia mi también, entonces decidí hacer un ejercicio espiritual como describís en ésta página, y me siento mejor.
Invoqué al Espíritu Santo, “por favor”, y lentamente, pude ver que detrás de esta persona que rechazo, había una mujer muy enojada y un bebé abortado, había mucho dolor y enojo. Hace ya tiempo mi padre me comentó que en sus años de juventud, había tenido una pareja anterior a mi madre, con quien abortó un hijo suyo. Mi 2° marido también me comentó que con su 1° esposa, antes de tener sus 3 hijas, hubo dos hijos que fueron abortados. Sentí que mi rechazo hacia la hija de mi marido tenía que ver con esa historia previa de mi padre, que sospecho, quedó pendiente de ser mirada y honrada; y con la historia similar de mi marido. Honré a ese bebé abortado y a su madre. Luego miré a mi padre y le dije “tu por ti y yo por mi”, y a los tres “ustedes por ustedes y yo por mi”. Y como describes en los ejercicios  luego miré hacia adelante y dije “elijo vivir mi vida”; “por favor Padre, libera las memorias de dolor, abandono, rechazo, abortos…. de mi vida y la de mi familia, gracias, por favor, si”.
Me siento mejor, gracias por compartir estas comprensiones que hace tanto bien conocerlas, mi alma te agradece y bendice!
Estela

-Muchas Gracias Estela por compartir tu profunda experiencia! 
Si, gracias a las comprensiones de Bert Hellinger y otros autores, sabemos hoy que no solo heredamos de nuestros padres y ancestros los aspectos biológicos, sino también,  su vida emocional. Y cuando algo en ellos queda inconcluso, sin ser elaborado, mirado, honrado, recae sobre nosotros y nuestros descendientes; con la esperanza de que alguien lo realice. Nuestro trabajo espiritual de reconocimiento y honra tal como lo hiciste, tiene repercusión sobre nosotros y sobre los muertos también. Todos, vivos y muertos, estamos interconectados.
También observamos cómo la pareja es una “comunidad de destinos”, como dice Hellinger. 
¡Cariños y felicidades!

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora para la Paz Interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll Up
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x