El desafío actual es la cooperación consciente

Ago 13, 2019

El desafío actual es la cooperación consciente

Trascendiendo las diferencias con el claro propósito que cada parte aporta al todo.

La COOPERACIÓN unifica💫; la COMPETENCIA separa💀

Ya hemos experimentado los efectos devastadores de la separación, ¿qué tal si aprendemos Juntos a aportar cada uno al mismo propósito?.

Actualmente se presenta el desafío de darnos cuenta que necesitamos trascender ese instinto competitivo que tanto daño nos hace a los humanos, y al planeta que nos cobija.

Ya es tiempo de pasar a un nuevo estado de consciencia dejando atrás la falsa creencia en la supervivencia del más apto que nos ha llevado a fabricar conflictos tras conflictos para ver quién es el más fuerte, el mejor, el ganador.

Continuar relacionándonos desde la competencia y con el planeta desde la explotación, nos llevaría a la destrucción. El desafío es la cooperación consciente: así como cada célula sirve a todo el organismo, cada ser sirve a la comunidad.

¿Qué es el cáncer sino el efecto de la célula que se ha olvidado que sirve a un sistema mayor y en esta locura se sirve a si misma olvidándose de su propósito esencial?

La curación es el efecto de mentes que se unen, tal como la enfermedad es la consecuencia de mentes que se separan. UCDM T-28.III 2:5

Como dice el biólogo Bruce H. Lipton, si continuamos basándonos en el falso supuesto de la competencia, producto de la teoría de Darwin, nos auto destruimos nosotros mismos, porque esta falsa creencia nos lleva a la extinción:

“Cada célula es inteligente, pero cuando están en comunidad ellas olvidan su inteligencia individual y responden a la voz central. La comunidad representa el organismo y en esa comunidad cada célula debe seguir la voz central, y la voz central es la mente”.

«La evolución está basada en cooperación, no en competencia. Cooperación es lo que creó el jardín del Edén, donde todos están cooperando. Pero si creemos en la competencia destruimos el jardín.
La evolución no es un proceso al azar: Cada organismo fue creado armónicamente para el balance del medio ambiente.  Los humanos fuimos creados para traer armonía al jardín, pero sin ese conocimiento hemos traído destrucción al jardín. Somos parte de este jardín y hay que actuar para cuidarlo. Los nativos sabían que estaban aquí para cuidar del jardín, y nos hemos olvidado ese mensaje».

Del Jardín del Edén nos expulsamos nosotros mismos cada vez que basamos nuestra vida en falsos supuestos como creer que estamos separados unos de otros, que hay que defenderse y atacar para sobrevivir, competir y ganar.  

Del Jardín del Edén nos expulsamos nosotros mismos cuando olvidamos que podemos crear juntos, cada uno aportando su parte, al servicio del Crecimiento armonioso de toda la comunidad.

 

Hermano mío, ahora hallamos esa quietud. El camino está libre y despejado. Ahora lo recorremos juntos y en paz. Tú me has tendido la mano, y yo nunca te abandonaré. Somos uno, y es sólo esta unidad lo que buscamos a medida que damos los últimos pasos con los que concluye una jornada que nunca comenzó. Lección 225 UCDM

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up