No hay conflicto que no entrañe la simple pregunta: «¿Qué soy?» UCDM Lección 139

May 19, 2019

No hay conflicto que no entrañe la simple pregunta: «¿Qué soy?» UCDM Lección 139

Podemos observar en nuestras relaciones diarias, en nuestra vida cotidiana, que suelen aparecer eventos donde pareciera emerger el conflicto. Es ahí donde tenemos la oportunidad de observar, observarnos; y elegir mirar desde la Verdad, en vez desde la ilusión que el ego nos ofrece a diario.
¿Cual es la ilusión del ego? la ilusión que estamos separados del Creador, y de los otros. Desde donde nos arrogamos la falsa creencia que podemos juzgar a otro. Así venimos fabricando nuestro mundo, pero para muchos ya nos sentimos hartos de la inseguridad que deviene del no saber quién soy, y sentimos la necesidad de ampliar la mirada para activar el recuerdo que no soy este cuerpo que se percibe separado y vulnerable, que cualquier evento puede atacarlo; sino que soy un Espíritu creado a semejanza del Creador, que es Amor.

Entonces, si en un encuentro vincular aparece el conflicto, es una oportunidad de observar y meditar lo que nos enseña Jesús a través de Un Curso de Milagros:

El olvido de la verdad de lo que somos, nos lleva al conflicto.

Si caigo en la trampa del ego, juzgo o pretendo que sea diferente a lo que es, me alejo del Amor, me alejo de la Verdad; refuerzo la locura de este mundo.

Observa la imagen «La rueda de la vida con el tonto y la muerte», de 1480:

Cuando miramos desde el ego, estamos en esta rueda de muerte; creando más de lo mismo, más conflictos.

¿Qué podemos hacer cuando observamos conflicto?

Cuando elijo mirar con amor (sin juzgar), recordamos juntos, la Verdad: somos un solo Ser unidos al Creador (UCDM).

Lo que activa el recuerdo de la verdad es la mirada que no juzga, la mirada desde el Amor.

Mirar con amor, sin juzgar, es la manera de recordar juntos, la verdad:
soy tal como Dios me creó.

Elijo entonces, dejar de mirar desde el ego que con sus creencias ilusorias de separación
del Creador y de los otros, me lleva a fabricar más conflictos, más locura, y me abro a
la perspectiva de UNIDAD del Ser/Espíritu Santo, que me recuerda que:

«Soy Espíritu creado a semejanza del Creador que es Amor. Un solo Ser unido al Creador»;
como nos recuerda Jesús a través de Un Curso de Milagros, en sus lecciones diarias.

El ego quiere «tener razón» mientras que el Ser elije la PAZ.

Para meditar

Hoy, día 139 del año, corresponde la lección 139 donde nos invita a la «decisión de aceptarnos a nosotros mismos tal como Dios nos creó; pues «No hay conflicto que no entrañe la simple pregunta: «¿Qué soy?»»

Citando algunos párrafos, meditemos:

8.Lo único que se te puede pedir es tu aceptación, pues lo que eres es algo incuestionable. Lo que eres fue establecido para siempre en la santa Mente de Dios y en la tuya propia. Está tan lejos de cualquier duda o de que se cuestione que inquirir lo que debe ser es prueba suficiente de que crees en la contradicción de que no sabes aquello que es imposible que no sepas. ¿Es esto una pregunta, o bien una afirmación que se niega a sí misma? No sigamos tolerando que nuestras santas mentes se entretengan en semejantes insensateces.

9.Tenemos una misión aquí. No vinimos a reforzar la locura en la que una vez creímos. No nos olvidemos del objetivo que aceptamos. Vinimos a alcanzar mucho más que nuestra propia felicidad. Lo que aceptamos ser, proclama lo que todo el mundo no puede sino ser junto con nosotros. No les falles a tus hermanos, pues, de lo contrario, te estarás fallando a ti mismo. Contémplalos con amor, para que puedan saber que forman parte de ti y que tú formas parte de ellos.

11. 4 No hemos perdido el conocimiento que Dios nos dio cuando nos creó semejantes a Él. Podemos recordarlo por todos, pues en la creación todas las mentes son una. Y en nuestra memoria yace el recuerdo de lo mucho que en verdad amamos a nuestros hermanos, de lo mucho que cada mente es parte de nosotros, de cuán fieles nos han sido realmente y de cómo el Amor de nuestro Padre los incluye a todos.

«La unicidad del Hijo de Dios no se ve afectada por su creencia de que no sabe lo que es». Lección 139, 10.1

«Que os améis unos a otros como yo os he amado» Jn 13,34

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el desarrollo personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior” Guía y acompañamiento para la paz interior, a través del desarrollo personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up