Pierre Teilhard de Chardin hace más de 70 años ya hablaba de “Punto omega” como el punto más alto de la evolución de la consciencia

Pierre Teilhard de Chardin hace más de 70 años ya hablaba de “Punto omega” como el punto más alto de la evolución de la consciencia

Pierre Teilhard de Chardin (1881 – 1955) fue un religioso, paleontólogo y filósofo francés que aportó una muy personal y original visión de la evolución.
Dentro de su pensamiento, en su libro El fenómeno Humano, Teilhard de Chardin describe como “Punto omegaal punto más alto de la evolución de la consciencia, considerándolo como el fin último de la misma.

Y lo define de la siguiente manera:
“una colectividad armonizada de consciencias, que equivale a una especie de superconsciencia.  La Tierra cubriéndose no sólo de granos de pensamiento, sino envolviéndose de una sola envoltura pensante hasta no formar precisamente más que un solo y amplio grano de pensamiento, a escala sideral. La pluralidad de las reflexiones individuales agrupándose y reforzándose en el acto de una sola reflexión unánime”.   

Cinco características del Punto Omega 
En su libro El fenómeno Humano, Teilhard de Chardin señala que el Punto Omega ha de poseer las siguientes cinco características:

  • Ya existente. Sólo así se puede explicar el camino hacia superiores estados de consciencia.
  • El Hombre está hecho a semejanza de Dios. Teilhard señaló expresamente que en el Punto Omega, cuando el Universo sea Uno, las personas no serán suprimidas sino super-personalizadas. La personalidad será enriquecida infinitamente porque el Punto Omega une la creación, y cuanto más unido el universo se vuelve más complejo y crece en consciencia.
  • Trascendente. El Punto Omega es responsable del crecimiento del Universo hacia una mayor complejidad, consciencia y personalidad. Lo que significa esencialmente que el Punto Omega está fuera del marco en que crece el Universo, porque es gracias a la atracción del Punto Omega que el Universo evoluciona hacia Él.
  • Libre de las limitaciones del tiempo (intemporal) y del espacio (no localizado)
  • Irreversible, es decir, una vez alcanzado, no puede ser perdido.
Teilhard de Chardin nos decía que solamente con que se formaran verdaderos núcleos de personas con sencillez de mente y pureza de corazón (que no critican, no envidian, no juzguen), ayudarían a limpiar la parte que él llamaba la noosfera del planeta.
Teilhard de Chardin sabía las nubes que hay provocadas por la envidia, el egoísmo, la maledicencia, la crítica, él decía, tan sólo “dejar de hacer esto es limpiar la atmósfera del planeta”.
Si te preguntas, ¿Qué puedo hacer yo?

AMARTE a TI MISM@, pues solo así podemos vibrar en esta sintonía e irradiarla a otro/s. Es el trabajo más grande que podemos hacer y que haciéndolo, se limpian esos campos de información que nos alejan de nuestra esencia: el amor. Amarte y cada vez que te observes que no estás alegre, es que no estás recordando tu verdadero Ser, que es uno con el Creador. Entonces, entregas los pensamientos que te alejan de Él, para que sena purificados, sanados:

“El que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios”. Jn 3,3

Para meditar

Depende de dónde miras, ordenas tus percepciones. Desde allí, actúas en tu vida cotidiana; entonces, de esta manera, tu creas. Por ejemplo, si tu vives una experiencia concreta y tu crees que eres una “víctima” por lo que sucede, así lo experimentarás y así será tu vivencia.
En cambio, si tu vives esa misma experiencia y dices: a ver qué es lo que necesito aprender de esta circunstancia, si tu crees que “Todo tiene un propósito” y que “Todo es para bien” (Rom 8.28), desde esta perspectiva evolucionada crearás las condiciones para poder aprender aquello que esconde esa vivencia concreta. Todo tiene un propósito, conectado/a a al Ser que uno con Dios, podemos descubrirlo.
¿Cómo es tu observador interior?, ¿desde dónde observas tu vida?, ¿cómo ordenas lo que percibes?  
O sintonizamos con el amor o con el miedo. Puedes recorrer las reflexiones de UCDM que nos facilitan el camino de regreso al Amor en este link: https://despertarycrecer.com/ucdm/
 
«Tenéis que nacer de lo alto» Jn 3,7
¿Cómo puedo hacer para ampliar mi consciencia?
Deja la razón a un lado, conectas con tu corazón y déjate guiar por el Espíritu Creador que habita dentro de ti, en todo y todos. 

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up