ReConectar con el Origen

Abr 11, 2015

ReConectar con el Origen

Es tiempo de síntesis, ya no de tanto análisis; y ahora se trata de asumir lo que nos está ocurriendo en este aquí y ahora, y entregarlo al campo del Espíritu Creador; pues desde ahí es donde podemos recibir las nuevas energías liberadoras que estamos necesitando. 
Y para poder recibir estas nuevas energías sanadoras es necesario soltar lo que nos ata y no nos permite fluir más livianos en la vida: 
-soltar los sentimientos de celos, envidias, inseguridades, miedos, dolor, angustias, tristezas, enojos, rabias, ira, reproches; 
-soltar conductas que nos alejan de nuestra real esencia, como por ej.: como culpar a otro/s de lo que nos sucede, juzgarse uno mismo y juzgar a los demás, creerse víctima de las circunstancias, o de las conductas de otro/s, esperar que el otro o la realidad cambie para mejorar mi vida, etc; en síntesis sería soltar aquellos programas que limitan mi existencia y abrirme a recibir del Origen, nuevos programas más evolucionados.
Ahora es tiempo de empoderarse, es decir, tomar el poder que anida en lo profundo de nuestro interior, en nuestro Ser Original, que tiene “banda ancha” con el Creador, con la Unidad. 
El miedo que nos impide “amar”, surge del viejo paradigma de sentirnos separados unos de otros, y de nuestro Creador; y nuestra real esencia es la “Unidad con todo lo que existe”. Nuestro Ser Esencial lo sabe, y actúa desde allí, con sabiduría. ReConectar con nuestra esencia es nuestra responsabilidad hoy si queremos realmente construir un mundo más amable y pacífico. ¡Así sea! 

Desde el “ser” al “Origen”

Poniendo disponible nuestro “receptor” (cerebro)

Observando, Asumiendo y Entregando al Origen

Ejercicio:

=> Durante el día, para calmar la mente del parloteo y tener cada vez más pensamientos benevolentes (pues así nos mantendremos en sintonía con el Espíritu del Amor que es nuestro real Origen): 
Cada vez que te observes a ti mism@ con pensamientos, sentimientos y/o acciones que te perturban, respiras concientemente, tomando al inspirar y soltando al expirar; asumiendo esos pensamientos, sentimientos y acciones, sin juzgarlos, dejándolos sueltos; y le dices: 
“gracias por darme la oportunidad de dejarte ir y así, sentirme más libre”; “lo siento, perdón, te amo, gracias”. Lo repites en tu interior y los sueltas.  

Luego, te
diriges al Espíritu Creador, con humildad:
 
-“Por favor libera las memorias inconscientes de miedo, inseguridad, angustia, dolor,
………………………………… de mi propia vida, la de mi familia, de todos.
Gracias, por favor, si”

(Basado y adaptado de ho’oponopono)
 

=> De noche, cuando te vas a dormir, te entregas a tu Ser Original, que es sintonía y unidad con el Creador; le entregas tu vida, tus pensamientos, sentimientos y acciones
La noche crea el día; entonces así, entregando cada noche todas tus experiencias al Origen, Él creará tu mejor día! Adelante! te deseo lo mejor! 

Es tiempo de dar un paso adelante, de crecer, evolucionar. 
Así sea para Todos! 

 «Tenéis que nacer de lo alto» Jn 3,7

“Y, si lo queréis oír, consiste esta suma ciencia en un subido sentir de la divinal esencia…” 
San Juan de La Cruz (1542-1591)

ByMAría GuAdaLUPe butterA

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora sobre Crecimiento Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el crecimiento personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior y el Poder para crear su propia vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up