Habitamos simultáneamente distintas dimensiones

Abr 23, 2018

Habitamos simultáneamente distintas dimensiones

Al tomar consciencia de nuestra experiencia multidimensional, nos encontramos con nuestro verdadero Ser que es uno con el Creador, 
y nos permite ampliar nuestra perspectiva.
En las distintas tradiciones de sabiduría se ha transmitido el concepto de la multidimensionalidad de nuestra experiencia, cada una lo ha expresado de manera diferente, pero en esencia es el mismo mensaje: no somos un cuerpo, sino mucho más; hay algo abstracto, divino, infinito y eterno, que nos une a toda la creación.
Actualmente son muchas las personas que suman sus aportes, enriqueciendo cada vez más estas nuevas comprensiones que ayudan a recordar nuestro Origen: un solo Ser unido al Creador.

Compartiré en esta reflexión aquello que me resuena, a partir de mis observaciones en la vida cotidiana; al servicio de aquellos que les resulte útil:

Habitamos simultáneamente distintas dimensiones
El siguiente esquema nos permite observar las diferentes dimensiones de nuestra experiencia; a modo de gráfico, pues todo sucede a la vez, en un eterno aquí y ahora. Nosotros lo percibimos como un tiempo que se abre en pasado, presente y futuro, pero hoy ya sabemos que lo real desde la Fuente Original, el Creador, es el eterno presente (0):

El plano 1 es la dimensión física.
El plano 2 es el plano de las emociones.
El plano 3 es el plano de las percepciones, de la mente, los pensamientos.
El plano 4 es el plano de nuestra identidad, ese yo que nos fuimos fabricando en nuestro trayecto vital; donde están las creencias, los valores incorporados en nuestra historia. Es esa identidad que nos permite movernos en este plano concreto que implica nuestro nombre y apellido. Allí está guardado aquello que recibimos como «deber ser» de tal o cual manera. En este plano 4 somos diferentes unos de otros, pues tenemos diferentes personalidades, diferentes experiencias.

Si nos quedamos atrapados en esta identidad, en lo que «creemos que somos», de manera individual, donde nos percibimos separados unos de otros; nos quedamos con una perspectiva muy acotada, pues desde ahí recibimos solo del campo de información del ego que se cree separado del Creador y de los otros, sin acceder a información del Ser (7) unido a la Fuente del conocimiento.

Desde este plano 4 creemos tener la razón, pues creemos que nuestra perspectiva es la verdad, y tratamos de imponerla a toda costa, lo cual genera conflictos. Nos protegemos de los que piensan diferente a nosotros, pues lo percibimos como amenazas. En este plano 4 los marcadores señalados por el Dr. Hamer operan ciegamente desde el plano 5 (inconsciente), que es quien gobierna realmente este plano 4. (https://despertarycrecer.com/los-seres-vivos-compartimos-la-logica_2/)

Krishnamurti ha sido para mi, un referente en la enseñanza de la observación de uno mismo, como técnica esencial del conocimiento de si, el 1° paso del Despertar y Crecer; y él nos dice con su sabiduría: «El que se piensa que sabe, ya es esclavo de su conocimiento». 
Quedarse apegado a este plano 4, a la identidad de aquello que creo que soy, es quedarse esclavo uno mismo, atado al pasado, a la mente con sus programas de supervivencia, protección y competencia.

Cuando vamos tomando consciencia que no somos lo que veníamos creyendo ser, que no somos este cuerpo físico, podemos elegir ponernos disponibles para que desde el Ser Esencial (plano 7), donde somos un solo Ser unido al Creador, nos vayan llegando comprensiones que nos purifican y limpian nuestra identidad fabricada (de normas y valores recibidos desde afuera, de otros, del pasado, cultura, civilización), tornándola más sana y amorosa.De esta manera, salimos de la esclavitud de ese sistema que se cree separado del Creador, en una identidad llena de miedos y culpa; y nos abrimos para que el Ser (unido al Creador) sea quien nos guíe, de instante a instante, en cada aquí y ahora.Cuando este plano 4 de la identidad lo ubicamos en el aquí y ahora (punto cero del 1º gráfico) se transforma en un punto de conexión y comunicación con nuestro Ser, ese Espíritu Puro Amor, y así, crece y se amplía nuestro recuerdo de quiénes somos en verdad: un Ser unido al Creador:

¿Cuáles son los planos que nos operan de manera invisible?

El plano 5 es el plano del inconsciente personal, familiar, y colectivo.
Este plano 5 es el desde dónde actuamos en nuestra vida cotidiana.
Allí es donde se gesta aquello que luego, vemos materializado en nuestra vida cotidiana. Ahí estaría el sistema del «ego», ese sistema de pensamientos y creencias que nos hacen creer que estamos separados de la Fuente, del Creador, y de los otros seres. Lo cual es la gran ilusión que nos tiene atrapados en la locura de este mundo de conflictos, odios, enfermedades, muerte.
Desde el inconsciente colectivo, compartimos programas heredados de nuestra historia como especie humana, y son los que generan nuestros conflictos.
Como especie humana nos han gobernado ciertos programas inconscientes que los ha desocultados lúcidamente el Dr. Hamer; y que, al poder ver estos programas, es posible abrirnos a recibir nuevas comprensiones que habilitan nuevas formas de estar en este plano concreto que habitamos; las cuales ya están disponibles en nuestro inconsciente colectivo: una nueva manera de estar/Ser donde se percibe la Vida como un sistema donde todo está interconectado.
La dimensión 6 es el campo de todas las posibilidades, allí estarían todos los potenciales que pueden ser experimentados en los planos más bajos.
Ahora bien, aquí estarían todas las posibilidades, pero si uno queda apegado a los pensamientos de separación de ego (plano 5) seguiremos atrapados en esa ilusión demente, fabricando más de lo mismo en nuestra vida:
Si elegimos con consciencia, como nuestro Maestro y Guía a nuestro Ser, unido a Dios; cocreamos con Él al servicio de la Vida:
De ahí la importancia de conocer DESDE DÓNDE me estoy conectando, si al campo de información del ego o a de nuestro verdadero Ser, unido al Creador, al Amor:
Al observarnos, podemos elegir cada vez que nos pesquisemos que elegimos al ego, desde donde ya sabemos que fabricamos ilusión y nos alejamos de la Verdad y el Amor.
Dándonos cuenta y eligiendo de nuevo, así como nuestro celular que constantemente está «actualizando programas», a partir de vivir presentes en cada aquí y ahora, plenamente conscientes de lo que ocurre, y en conexión con nuestra esencia, Ser (plano 7); accedemos a nuevas posibilidades reales, desde el amor.
Hasta hace unos años esto era desconocido para muchos, pocos eran los que  tenían acceso a esta comprensión integradora.
Hoy tenemos acceso a esta información y podemos volvernos responsables de nuestra propia existencia; dejar atrás los antiguos y obsoletos roles que solíamos asumir en piloto automático, pues creíamos que no dependía de nosotros aquello que nos sucedía.
Estos roles son: víctima y victimario. El sistema del ego se vale de ellos para mantenernos ciegos y fácilmente manipulables. Víctima es cuando creo «pobre de mi que me pasa esto….»; victimario cuando considero que alguien hace lo que no corresponde, entonces lo juzgo.

Es esencial darnos cuenta que para poder ir avanzando hacia un estado adulto, creador, se requiere una PRESENCIA CONSCIENTE y DESPIERTA.

La dimensión 7:

«El universo tiene un centro esencial desde el que obtengo el conocimiento, la fuerza y la inspiración». Nikola Tesla
«Mi imagen es que nuestra vida emerge de un origen primario que no conocemos. Cuando morimos volvemos a sumergirnos en ese origen primario». Bert Hellinger
Todos tenemos el mismo Origen, el mismo contenido, aunque cambie la forma  en que se expresa.
La dimensión 7 es el SER, el ORIGEN, la ESENCIA, donde TODO surge y baja a los planos que mencionamos. En este plano TODOS tenemos la misma ESENCIA (contenido).
La forma adopta diferentes posibilidades, por ejemplo: como Guadalupe, como Susana, como Juan, como Pedro, como Ricardo, como Luis, etc etc etc. como cada uno de los humanos que habitamos este plano. Cada uno de nosotros es una manifestación particular (forma) de la misma Esencia (contenido).
Cada uno experimenta de manera particular, pero la Esencia Original, es la misma.
Cuando no somos conscientes de nuestra unión eterna con el Creador, quedamos atrapados en el sistema del ego, nos olvidamos de esta conexión con la Fuente, con el Creador.
Ahora es tiempo de recordar y co crear un mundo desde el Amor y ya no desde la ceguera, y la falsa idea de separación que nos viene confundiendo y manipulando desde el miedo y la culpa.

Ahora ya tenemos las comprensiones para entender DESDE DÓNDE se fabrican las ilusiones dementes (ego) o DESDE DÓNDE se co crea la realidad, con el Creador.

Al ser conscientes de ello, podemos elegir la alegría de CO CREAR (esto es lo divino del Ser, pues desde la divinidad se «crea», desde el ego se fabrica ilusiones)
El punto 0 es el instante presente, el aquí y ahora donde podemos percibir si estamos sintonizando nuestro receptor a la mente del ego o al Ser unido a la Mente de Dios.
Es el eje que nos conecta con nuestro verdadero SER.
Es el eterno ahora.
Al reconocer la dimensión de nuestro Ser (7), podemos elegir mirar desde esta perspectiva: esta es la mirada pura, amorosa, la mirada Crística.
Desde esta mirada pura, podemos comprender lo que antes no comprendíamos por nuestra mirada demasiado acotada.
Desde esta perspectiva amplia, podemos ver que cada persona (identidad particular, plano 4, forma) es parte de un mismo Ser (plano 7, esencia, contenido) desde donde es posible crear desde el Amor.
Entonces, reconozco que estoy en este plano concreto, con esta identidad particular (nombre y apellido) pero no soy solo esto sino que estoy conectado/a al Ser unido al Creador (plano 7).
Entonces, con esta nueva consciencia, puedo percibir mi identidad particular conectada al Creador y desde ahí, elijo SERVIR a la vida. Esta es la Fuente de la Auténtica Felicidad y Plenitud.
También, puedo ver a cada ser en su experiencia humana (forma), todos igualmente valiosos pues ahora ya comprendí que el contenido (Ser) es el mismo.
Cada uno actuando según su estado de consciencia de «quien soy».

Pues es la premisa básica desde donde fabricamos tomando pensamientos del campo del ego, o despertamos ampliando nuestra mirada y nos entregamos al Ser verdadero que somos, unido al Creador:

Dios es sólo Amor y, por ende, eso es lo que soy yo. Lección 171, UCDM

Solo desde esta perspectiva del Ser (plano 7) es posible comprender, ampliar la mirada y así poder abrirse al AMOR que tanto se habla pero tanto nos cuesta experimentarlo en la vida cotidiana.

Sintetizando

Cuando reconocemos estas dimensiones, sabiendo que están todas unidas a la vez, algo dentro de nosotros comienza a expandirse, nuestra consciencia se abre; y las percepciones también se vuelven más amplias y abarcativas.
Vamos tomando consciencia que TODO y TODOS tenemos el mismo ORIGEN, la misma ESENCIA desde donde TODO surge, que somos el mismo Ser unido al Creador.
La vida se vuelve más liviana y nosotros nos volvemos más amorosos, más compasivos e inclusivos; al percibir la conexión con todo lo existente y con el Amor del Creador.
Estos son tiempos donde estamos Recordando Nuestro Origen, percibiendo cada vez con más claridad que no solo somos este cuerpo físico (sería la cera en las velas de la imagen); sino mucho más, que hay algo sutil (un vacío interior por el que pasa el hilo que atraviesa la vela y arriba se enciende e ilumina) hay algo abstracto en nosotros que es nuestro Ser real:
¡Somos Luz! «Todos ustedes son Hijos de la luz» 1Tes 5,5
La unión con nuestro Ser enciende la LUZ:
741 Una Identidad que integra al Ser

Encender la vela es adquirir consciencia de nuestro verdadero Ser, en este plano concreto, es nuestro propósito actual.

Tiempos estos donde podemos aprender a experimentar con mayor consciencia lo que significa vivir en este planeta Tierra, conectados con nuestro Ser que nos contiene a todos; lo cual impulsa nuevas formas de relacionarnos entre nosotros, más funcionales, más cooperantes, más amorosas.
Cuando cada vez más vayamos aprendiendo a conectar con nuestro Ser, vamos a comenzar a experimentar el cielo en tierra. Comenzando por nuestros vínculos más próximos: nuestra familia.
Estamos transitando hacia este nuevo modelo inclusivo de verse uno mismo, de ver al otro, de ver la Vida en interconexión.
Cada vez más personas tenemos la percepción clara que la DIVINIDAD habita en nuestro interior, que es nuestra Real Esencia, nuestro Ser Original:
«Y, si lo queréis oír, consiste esta suma ciencia en un subido sentir de la divinal esencia…». San Juan de La Cruz (1542-1591)

«El objetivo de un correcto trabajo sobre sí, es conectar los centros inferiores con los centros superiores». Gurdjieff 
El SOL señala el camino:

Fotos superpuestas del SOL tomadas a la misma hora, desde el mismo lugar, a lo largo de un año:

La suma de todas nuestras experiencias vividas (lo grato y lo difícil) es lo que genera nuestro estado de consciencia actual. Todo ha impulsado nuestro crecimiento y desarrollo, aún aquello que llamamos «errores» ha estado al servicio del despertar el recuerdo de quienes somos en verdad: un Ser unido al Creador que es Amor.

Transformando y ampliando nuestra percepción nos empoderamos y recuperamos la libertad de Ser.

Cuando logramos orden en nuestro mundo interior, nos encontramos con nuestros dones y talentos personales (aquello que te entusiasma hacer, que disfrutas), y brindarlos al servicio de la Vida nos produce plenitud.

Así, vamos tomando consciencia del poder que anida en nuestro interior, un poder creador. 

Este poder creador puede ser manifestado cuando recordamos nuestro real Origen y vivimos en conexión con nuestro Ser. Así, vivimos en este plano concreto, en conexión el Creador, al servicio de la Vida. 

Vaciando la mente de condicionamientos del pasado

Metanoia = Cambio de mente = paso de la mente del ego a la del Ser.

Ordenando nuestro interior, colocando la nueva meta de vivir consciente nuestra vida cotidiana, integrando todas las dimensiones, vamos aprendiendo a co crear desde el Ser unido al Creador.

Y ¿cómo sé qué es lo que tengo que soltar para vaciar mi mente? ESCUCHANDO MIS PALABRAS, pues la PALABRA FUNDA NUESTRO UNIVERSO, la PALABRA CREA.

Entonces, me ESCUCHO y observo con consciencia y honestidad: Lo que digo, lo que expreso, ¿es realmente lo que deseo lograr aquí y ahora?

Pues eso que digo en palabras es lo estoy creando en mi vida. 

Entonces, ¿en qué nos centramos para crear? ¡en la palabra consciente!

Ahora sabemos que lo que brota de nuestro interior hacia la Vida, vuelve a nuestro centro; manteniendo encendida la llama, dándole brillo a todo lo que hacemos, vibramos en el Amor. 

Así, somos Luz y materia a la vez; materia que brilla, que ilumina. 

    

Al recordar nuestro Ser unido al Creador, podemos elegir co crear desde el Amor en nuestra vida cotidiana.

Co Creamos cuando expresamos nuestros dones y talentos, únicos e irrepetibles, al servicio de la Vida.

¡Gracias por elegir recordar nuestro Ser verdadero! ¡Te deseo lo mejor!

Para reflexionar
¿Mi vida se trata de sobrevivir, protegerme, compararme y competir, tapar vacíos ciegamente y a toda costa, o ahora mi vida comienza a tratarse de experimentar con consciencia esta existencia, para servir a la Vida desde el Amor?

Trabajo Personal
Reconocer lo que sucede dentro de mi en el momento presente

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el desarrollo personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior” Guía y acompañamiento para la paz interior, a través del desarrollo personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up