Todos venimos de la misma Fuente

Jul 19, 2018

Todos venimos de la misma Fuente

1

El alma siempre está en un estado de alegría. Cuando no estamos en este estado natural del alma, es que nos olvidamos de nuestro real Origen. Parecería que en este plano concreto nos olvidamos de dónde venimos, y desde el olvido de nuestro Origen, nos dirige el ego con sus sistema de creencias separado del Creador; que nos mantiene esclavos en el miedo y la culpa ilusoria: “Que no me olvide de que soy uno con Dios, en unión con todos mis hermanos y con mi Ser, en eterna paz y santidad”. UCDM Lección 124 .12:2

La única Verdad es el Amor de Dios, que es nuestro real Origen.

“El Creador está presente en ti, y ese mismo Creador actúa a través de ti en cada acción que realizas. Acude a Él y te brindará la armonía en tu vida”. Grigori Grabovoi

Este es tiempo donde estamos recordando la Verdad. Es un proceso y cada cual tiene sus propios tiempos.

El recuerdo esencial es que todos venimos de la misma Fuente, que es infinita, divina, eterna. Es el Amor del Creador que se extiende a través de su Espíritu, y cuando nuestro espíritu se une con el Espíritu de Dios, emerge una sensación plena de felicidad, alegría, plenitud. Esa fuerza vital nada la detiene. Es eterna e infinita.

Cuando desde la consciencia elegimos unir nuestro espíritu al Espíritu del Creador, nos volvemos co creadores, extendiendo Luz, Amor y Alegría, nuestra real esencia. Es el desafío de todos: desarrollar la consciencia para unir en coherencia nuestro cuerpo, alma, espíritu, al servicio de la vida eterna y el Amor.  Cuando la consciencia está en sintonía con el alma, sentimos la sensación de encontramos en el lugar justo, en el momento justo. La consciencia se genera del alma, del espíritu unido al Espíritu de Dios.

Nuestra alma está en todas partes, el Espíritu está en todas partes porque el Espíritu es la acción del alma. La consciencia puede estar en cualquier lugar, porque podemos moverla y expandirla con lo que vamos conociendo.

Cuando la consciencia se expande, recordamos nuestro Origen y elegimos extender la Luz del Creador.

Cuerpo, Alma, Espíritu y Consciencia: Unidad eterna e infinita.

Sentimos estas estructuras integradas en nuestro interior, en armonía; desde donde emergen acciones coherentes que sirven a la Vida, propia y de todos. Interactuamos en lo externo, desde la consciencia; con el cuerpo creado por el alma y el espíritu unido al Espíritu del Creador. De esta manera, servimos a la Vida, y nos invade un sentimiento de alegría y amor. La consciencia se expande y recibimos cada vez más comprensiones que nos ayudan a vivir en armonía y paz.

 

María Guadalupe Buttera

PorMaría Guadalupe Buttera

Nací en Santa Fe, Argentina, en abril de 1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual, facilitando procesos de transformación interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x