Trascender la dualidad del ego y recordar la Unidad del Ser

May 12, 2019

Trascender la dualidad del ego y recordar la Unidad del Ser

Consultante

Comencé a observarme y me vi sintiendo odio…pero no sé cómo manejarlo ni qué hacer con eso, gracias Guadalupe.

Para meditar 
El odio viene del ego y su sistema de creencias erradas de separación del Creador.
¿Qué hago? Lo miro en mí, sin juzgar nada, lo miro con Jesús y se lo entrego para que me de la percepción correcta.
Así lo vamos trascendiendo sin quedar esclavos de la dualidad del ego.
Esto requiere perseverancia de nuestra parte y voluntad de ver y vernos.
En nuestros vínculos «especiales», tenemos la oportunidad de sanarnos a través del recuerdo de nuestro verdadero Ser: «Somos un solo Ser unidos al Creador» Ucdm
La ilusión del ego desde donde sentimos odio, miedo y culpa, es la gran mentira desde donde venimos atrapados los humanos, pero hoy ya tenemos las comprensiones necesarias para trascender la ilusión y regresar a la Verdad: la Unidad con nuestro Creador.
Puedes recorrer las reflexiones del sig. link donde comparto reflexiones desde la perspectiva de unidad que nos ofrece UCDM:
https://despertarycrecer.com/ucdm/

Por Kenneth Wapnick:
«En nuestro mundo dualista, todo tiene opuestos y es reconocido en contrastes.
Entendemos el amor como lo opuesto al odio o el miedo, y vivimos por conceptos dualistas tales como alto y bajo, gordo y flaco, viejo y joven, hombre y mujer, y vida y muerte.
Todos estos emanan de nuestros intentos inconscientes de probar que la Unicidad del Cielo no dualista es una mentira, y la individualidad dualista del ego es la verdad.
Sin embargo…
¿es posible el éxito del ego cuando la verdad de la Unicidad está más allá de las ILUSIONES QUE BUSCAMOS?»
“NO HAY NADA EXTERNO A TI. Esto es lo que finalmente tienes que aprender, pues es el reconocimiento de que el Reino de los Cielos te ha sido restaurado.
Pues eso fue lo único que Dios creó, y Él no lo abandonó ni se separó a Sí Mismo de él.
El Reino de los Cielos es la morada del Hijo de Dios, quien no abandonó a su Padre ni mora separado de Él.
El Cielo no es un lugar ni tampoco una condición.
Es simplemente la consciencia de la perfecta unicidad y el conocimiento de que no hay nada más: nada fuera de esta unicidad, ni nada adentro”
UCDM T-18.VI.1
Promesa Ancestral:
“Esto fue lo que Su Padre le dijo al crearlo:
«Te amaré eternamente, como tú a Mí.
Sé tan perfecto como Yo, pues nunca podrás estar separado de Mí».
Su Hijo no recuerda que le contestó:
«Sí, Padre», si bien nació como resultado de esa promesa.” UCDM T-28.VI.6:4-6
«Yo y el Padre somos uno» Jn 10, 30

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el desarrollo personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior” Guía y acompañamiento para la paz interior, a través del desarrollo personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up