Volvernos adultos y despedirnos de nuestros padres

Volvernos adultos y despedirnos de nuestros padres

no es tan sencillo…

Cuando el hijo puede irse, independizarse, los padres concluyeron su trabajo al servicio de la vida; y los hijos primero los incluimos y luego los soltamos, y así, nos sentimos liberados.

Concluimos entonces que es posible despedirse de los padres llevándolos en nuestro corazón.

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora para la Paz Interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll Up
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x