Sanar lo no resuelto de nuestra historia

Sanar lo no resuelto de nuestra historia

Cuando el pasado ya no pesa, ¡es más fácil avanzar!

Este ejercicio puede hacerse también visualizando. 

Respiras conscientemente, te conectas con tu interior e invocas el Espíritu Santo que mora en todos nosotros e intercede ante el Creador por nuestra liberación.
Te ubicas en el momento presente de tu vida, mirando hacia adelante, muy centrad@, sintiendo y percibiendo las sensaciones de todo tu cuerpo.
Luego das muy lentamente unos pasos hacia atrás, y sigues conectado con lo que sientes en tu cuerpo. Si en algún momento te sientes mal, o sin fuerzas, quédate ahí y permítete sentir profundamente lo que surja, mientras respiras conscientemente e invocas al Espíritu Santo que te dé la percepción correcta de esa experiencia.
Quizás aparezcan algunas imágenes, recuerdos, ganas de llorar, o no.
Si hay odio, ira, bronca, siéntelo profundamente, respiras con consciencia, expresas aquello que reprimiste… y luego lo dejas ir… lo sueltas… lo entregas al ES
Permaneces en ese lugar, sintiendo profundamente, respirando conscientemente y soltando, entregando… hasta que sientas que te tranquilizas… y expresas al Espíritu Santo:
-Por favor, sana mi mente, gracias, si.
 
Cuando te sientas liberado, puedes dar pasos hacia adelante como regresando al momento presente de tu vida. Toma consciencia de tu momento presente, donde te encuentras hoy en tu vida, visualiza tu pasado detrás de ti, deja tu pasado allí donde pertenece; agradece todo; y parado en el “aquí y ahora”, miras hacia adelante, a lo lejos, a la Luz de la Vida, sabiéndote guiado por esta Luz.
Respira conscientemente, al inspirar, toma lo que necesitas hoy, y al expirar sueltas lo que haya que soltar… Tomar y soltar… Tomar y soltar… Tomar y soltar…acoge en tu interior el sentimiento que siempre has sido conducido por el Creador y siempre lo serás… No estamos solos, estamos siendo conducidos por Él a través del Espíritu Santo. Podemos elegir hoy, abrir nuestro corazón a la Vida y estar a su servicio.
Así sea! Adelante! Que la Vida mira hacia adelante!
Aceptar el dolor, sin anclarnos en él.
María Guadalupe Buttera

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora para la Paz Interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribirse
Notificarme
guest
8 Comentarios
El más nuevo
Más antiguo Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Silvana Fernandez
22 julio, 2016 10:01 pm

Gracias por compartir tanta sabiduría.

Silvana Caruso Alvarez
24 enero, 2016 6:08 pm

Lo encuentro muy interesante. Me encanta.

Anónimo
Anónimo
31 diciembre, 2015 1:57 pm

En este momento de vida me invade la soledad, el vacío mis relaciones amorosas no funcionan y me ehe esforzado por mantenerlas pero nada parece funcionar, llevo 5 años separada y tengo una hija hermosa; pero me siento terrible realmente decepcionada con la vida , he sido buena mujer pero la vida no me recomoensa

yo
yo
24 diciembre, 2015 1:44 pm

me sucede que no puedo estar feliz en la vida siempre me siento triste y en momentos de reuniones enfermo del estomago y me dan ataques de panico, tambien me pasan esos episodios cuando tengo algunas actividades importantes incluso salidas a la playa o algun congreso y cando recibo noticias de acontecimientos no agradables, Es desesperante porque siento que no soy normal, que nunca puedo divertirmew como las demas personas siempre termino vomitando y acostandome y aislandome porque hasta el simple hecho de escuchar a las personas hablar me turba.

Anónimo
Anónimo
21 noviembre, 2015 3:27 am

Me sucede, que mi madre me dijo que bebió de todo para abortarme, con todo y dolor lo acepto pero mis logros no la alegran ni la llenan, solo lo de mis hermanos varones y soy la única hembra y menor. Siento que no avanzo por su energía, que debo hacer?

Scroll Up