Todo está conectado y evoluciona

Nov 6, 2020

Todo está conectado y evoluciona

Antes de esta vivencia mundial 2020 con la plaga, nuestra existencia se llenaba con compras, viajes, carreras, mudanzas, cambios de pareja, etc., para distraernos e intentar llenar el vacío interior.

Llegó el bicho, todo se detuvo y nos dejó sin esas formas de disfrutar. Hubo que “quedarse en casa” y mirar hacia adentro. Una oportunidad para encontrarnos con nosotros mismos, con nuestra verdad; encontrar una nueva razón para vivir, abrirnos a nuevas fuentes de alegría y vitalidad: crear y relacionarnos en armonía con nosotros mismos, con otros, con la Vida, Origen, Fuente, Creador, como le llames.

Un llamado a despertar y recordar que habitamos todos juntos, un mismo Planeta Tierra, que gira alrededor del Sol, junto a otros nueve planetas más:

Todo está conectado, en movimiento constante y evoluciona; ahora somos llamados nosotros, los humanos, a evolucionar también. Se nos invita abandonar la loca idea de separación del ego, y abrirnos a nuevas comprensiones que nos permitan vincularnos desde la Unidad.

Parecería que el reto es aprender a vivir conscientes, en vínculos sanos, dando y recibiendo, equilibrados y armónicos; sabiendo que estamos todos conectados y lo que hacemos a un otro nos lo hacemos a nosotros mismos, pues somos un solo Ser unido a la Fuente, al Origen. Sentir que somos parte de la misma realidad, que todos estamos habitando un mismo planeta cuya fuente de vida es el Sol.

Si, parecería que el bicho nos quitó los juguetes con los que nos distraíamos, pero tampoco estábamos felices y plenos como veníamos: separados unos de otros, compitiendo, luchando. Ahora se nos abre la posibilidad de abrirnos a nuevas comprensiones más evolucionadas y aprender a convivir desde una perspectiva más amplia, una mirada consciente de la unidad de todo y todos. Una mirada que mira más allá y ve la naturaleza interconectada, una especie humana como un conjunto, un mismo planeta, un sistema solar, una vía láctea, etc.

Sentir la pertenencia a la especie humana y hacer nuestro aporte particular en sintonía con la Vida, brinda sentido a nuestra existencia.

Salir de la cueva oscura del ego y su idea de separación, miedo, culpa, etc, es un desafío para todos, si deseamos avanzar en el camino hacia una existencia feliz y en armonía con todo. Este aprendizaje nos brindará el sentido de la vida: Vivir y ayudar a otros a Vivir.

¿Estamos dispuestos a madurar?

Fabricar división es una estrategia para manipular. Darse cuenta y no quedarse atrapados en el engaño es nuestra responsabilidad. Todos estamos conectados y habitando el mismo planeta. Aprender a vincularnos sanamente es nuestro desafío evolutivo.

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora para la Paz Interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll Up