Ampliar nuestra miradas e ir más allá de la dualidad

Oct 22, 2019

Ampliar nuestra miradas e ir más allá de la dualidad

Basta escuchar una conversación sobre política para darnos cuenta que si nos quedamos mirando desde una perspectiva personal, que niega la totalidad que somos, no hallaremos respuestas. Lo que para uno es bueno, para el otro es malo. Y asi, cada argumento parece indiscutible. Posicionados de cada lado de la polaridad, no hay encuentro.

Este es un tiempo que nos impulsa a ampliar nuestra miradas, e ir más allá de la dualidad. Como dice ese refrán polular “si te quedas mirando el árbol, te quedas sin ver el bosque“.

Como nos miramos a nosotros mismos, miramos a otros. Si solo reconozco una parte en mi, otra quedará oculta y será la sombra que necesito mirar, integrar. Si me creo que soy esto que pienso y creo, si he puesto mi “identidad” en esta idea que defiendo como sea, me limito a mi mismo/a. No soy lo que creo que soy, ¡soy mucho más!

Animarnos a ir hacia nuestro interior, con una mirada serena y amorosa que nos permita ver la Luz en medio de la oscuridad, es el desafío evolutivo para todos.

No hay victimas ni victimarios, lo que hay es diferentes formas de la misma mente (contenido) que compartimos todos. Esa mente que compartimos todos es un campo de información que por un lado tiene la información errónea del sistema del ego que se cree separado del Creador y de los otros, desde donde fabricamos un mundo demente; y por otro lado está el recuerdo de la Verdad de lo que somos: un solo ser unido a la Fuente, al Origen, al Creador.

“Nuestra Tierra es sólo una proyección de la consciencia colectiva sobre uno de sus parámetros”. Grigori Grabovoi

Para meditar

¿Para qué nos posicionaremos en bandos diferentes?

¿Unos son los buenos y otros los malos?, ¿unos son las victimas y otros los victimarios?.

Anclarse en la polaridad no brinda respuesta ni aprendizaje.

Elevar la mirada nos permite tomar consciencia de la totalidad que somos.

¿Qué he pensado que el Creador no hubiera pensado?
Y lo llevamos a la Luz donde se disipa toda oscuridad.

Es muy efectivo entrenar nuestra mente para dejar de mirar con los ojos del cuerpo solamente, y comenzar a mirar con los ojos del Espíritu Santo que nos habita a todos, y que hemos olvidado.
Los ojos del cuerpo juzgan, polarizan, dividen, ven afuera lo diferente. Los ojos del verdadero Ser que somos, ese Espíritu Puro, Santo, ve la totalidad, el Uno. Podemos elegir entrenarnos para escuchar Su Voz en nuestro interior, y dejarnos guiar por Él.
En este link te comparto mi práctica diaria para entrenar la mente con el libro Un Curso de Milagros: https://despertarycrecer.com/ucdm/
LECCIÓN 295 UCDM 
LECCIÓN 295 UCDM 
El Espíritu Santo ve hoy a través de mi.
Hoy Cristo pide valerse de mis ojos para así redimir al mundo. Me pide este regalo para poder ofrecerme paz mental y eliminar todo terror y pesar. Y a medida que se me libra de éstos, los sueños que parecían envolver al mundo desaparecen. La redención es una. Al salvarme yo, el mundo se salva conmigo. Pues todos tenemos que ser redimidos juntos. El miedo se presenta en múltiples formas, pero el amor es uno.
 
Padre mío, Cristo me ha pedido un regalo, regalo éste que doy para que se me dé a Mi. Ayúdame a usar los ojos de Cristo hoy, y permitir así que el Amor del Espíritu Santo bendiga todo cuanto contemple, de modo que la compasión de Su Amor pueda descender sobre mí.
https://despertarycrecer.com/donaciones/
¡Muchas Gracias por apoyar nuestra labor!

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up