Cuando decimos “mi hijo” genera algo en nuestro interior, uno cree que es de uno y no lo es!

Sep 22, 2016

Cuando decimos “mi hijo” genera algo en nuestro interior, uno cree que es de uno y no lo es!

He escuchado uno de tus audios donde dices que el lenguaje que usamos por ejemplo cuando decimos “mi hijo” genera algo en nuestro interior, que no es neutro pues uno termina creyendo que es de uno el hijo y la verdad que no lo es… genera toda una contradicción interior…
A mi me pasa que mi hijo varón se está marchando de casa y me cuesta mucho aprender a soltarlo… con mi hija mujer no me costó tanto… por un lado me alegra que haga su experiencia y por otro me da mucha tristeza que él se vaya de casa… queda un vacío… es difícil pero me hizo bien escuchar que a ti te pasa lo mismo y que hay que darse tiempo para procesarlo… gracias… en esto estoy… y es verdad que uno lo vive diferente cuando puede ver, si no, sería terrible para mi hoy no darme cuenta de todo esto… verlo no hace que no duela pero saber que a otras mujeres les pasa lo mismo me aliviana la carga… gracias!

Si… a mi me pasa asi hoy… es cierto que duele y que se sienten sensaciones contradictorias, por un lado alegría al saber que hicimos un buen trabajo como madres, pues generamos independencia en nuestros hijos; y por otro sabemos que habrá un vacío en la casa al no estar esa persona que entra, sale, escucha música, etc. etc. Dar lugar a todos los sentimientos, con consciencia, despiertos, mirando desde nuestro Ser, sabiendo que esta es un experiencia a transitar, que nos enriquecerá… en mi caso no he tenido el aprendizaje de madres que sueltan hijos, pues siempre he visto a mi madre muy apegada a mi hermano varón, lo cual generó conflictos familiares, pero todo esto me ayudó a ver, a darme cuenta, y hoy soy yo misma quien tiene que abrirse al aprendizaje de soltar al hijo y bendecirle su camino…
También observemos que en nuestra historia como especie humana están las memorias de las madres que sus hijos varones se marchaban a la guerra y muchos no regresaban… honremos a esas mujeres-madres con respeto… para poder liberar esas memorias de abandono que aún hoy, se activan en nosotros.

Aprovechemos para liberar esas memorias de dolor.

¿Cómo? asumiendo y entregando: asumiendo lo que siento aquí y ahora, con conciencia, y entregándolo a Algo Más Grande:
Gracias… Por Favor… Si… 
Y demos Gracias a la Vida por los hijos que nos prestó durante un tiempo…
Gracias… Por Favor… Si… 
Saludos cordiales!

María Guadalupe Buttera

PorMaría Guadalupe Buttera

Nací en Santa Fe, Argentina, en abril de 1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual, facilitando procesos de transformación interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
error: Este contenido está protegido
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x