Cuando se mira la realidad a través de los ojos del Creador, Grigori Grabovoi

Dic 7, 2023

Cuando se mira la realidad a través de los ojos del Creador, Grigori Grabovoi

“Leyes, principios y métodos fundamentales para la resurrección de las personas de vida infinita”, Grigori Grabovoi. 3° parte

continuación del texto: Las leyes de la vida infinita, Grigori Grabovoi

Y en este sentido, cuando se mira la realidad a través de los ojos del Creador, cuando se mira desde el punto de vista de los sistemas fundamentales, siempre que sea posible, Usted mire la verdad del plano fundamental, que es la base y que es la reproducción del siguiente nivel de desarrollo. Y cuando nosotros conocemos los sistemas fundamentales, entonces podemos tener muchas técnicas diferentes y métodos de los sistemas de principios, y con ello siempre estamos en una posición estable.

Y aquí está la siguiente ley, que establece que la estabilidad en la vida infinita, la obligatoriedad de la realización de la resurrección consiste en que cuando hablamos de la presencia eterna, es decir, de la presencia infinita de prácticamente cualquier objeto de información, entonces esta presencia es precisamente esa paz divina, esa luz divina que nos muestra el camino, que parte desde ese objeto, es decir, desde esta persona, por ejemplo a través de su recuperación, de su avance, de su regreso a la sociedad.

Y para traerlo de vuelta a la comunidad de personas, es necesario definir el objetivo, es decir, ¿por qué salió del sistema de coordenadas, en primer lugar? Y su tarea es simplemente como lo que hacemos en una conversación telefónica, se puede llamar, ponerse de acuerdo – y él viene, porque el propósito de la conversación es tal que hace falta reunirse. Y desde este punto de vista, lo que he dicho, por ejemplo, sobre la comunidad mundial, y en general, sobre el desarrollo de la civilización y el hecho de que esto es la manifestación y la realización de los objetivos del Alma en su movimiento hacia el Creador, y aquí la manifestación, o sea la localización y el contacto muchas veces consisten en que la persona que necesita ser resucitada, mostró interés y atención por la realización del objetivo en el tiempo infinito.

Y cuando hablamos de la realización del objetivo en el tiempo infinito, entonces llegamos ya a la verdad universal. Y la verdad universal es que lo que hablamos y cuando reflexionamos, por ejemplo, sobre las verdades fundamentales del Creador o que provienen del nivel de las tareas, es tan universal como la fuerza de la gravedad que actúa en torno a los cuerpos físicos. Es decir, cuando nosotros hablamos de la verdad universal, en principio, la luz de la verdad fundamental es tal que siempre podemos tener el mismo resultado sistémico en el control – por ejemplo, en el control para la resurrección de las personas. Por lo tanto, si definimos los criterios como criterios dinámicos, y definidos por el hecho de que hay presencia siempre desde fuera, es decir, desde el menos infinito, en el tiempo actual también, en el presente, y naturalmente en el más infinito, y establecemos los objetivos de la atracción, por ejemplo, del resucitando en términos de objetivos y tareas anunciadas, debemos establecer objetivos universales.

Y aquí está la siguiente ley, según la cual los objetivos universales marcados por el Creador son la Unión con el Creador en la infinitud del desarrollo.

Es una ley bastante simple, pero esencialmente refleja el propósito de la manifestación, el propósito de llegar a través de la tecnología de la concepción, la existencia en la sociedad, el crecimiento y el desarrollo de sus objetivos. En este sentido, la situación aquí es tal que cuando nosotros hablamos de objetivos universales, nos referimos tanto a los objetivos de los que se han ido, como a los que viven infinitamente, o sea, se trata de un objetivo universal integral que en realidad indica que la presencia del Creador en la sociedad, o sea las acciones del Creador – incluyen también el camino humano, es decir, el camino común, que se personifica en lo que el hombre debe aprender.

Y entonces, cuando hablamos de la universalidad del objetivo, necesariamente tenemos cada acción, incluso elemental, de un creador humano, cuando hace algo simplemente en el plano social habitual, por ejemplo va a la tienda o realiza cualquier acción común. Y cuando nosotros, a través de estas acciones vemos la verdad, la verdad universal infinita, entonces conocemos el instrumento que siempre está cerca de nosotros, que siempre está con nosotros. Es decir, la vida infinita es una realidad absoluta y universal. Aquí ya están integrados, unidos, naturalmente, también los principios de la localización de la vida infinita, es decir, el estar constantemente en cualquier punto, como he explicado, y lo que es la acción como herramienta.

La siguiente ley establece que cuando vemos la acción en nosotros mismos, y nuestras acciones son la verdad del desarrollo y la verdad de la vida infinita, entonces la vemos en todas partes, alrededor, en todos y en todo.

De hecho, es bastante simple por analogía, si sabemos cómo hacer algo, sabemos cuando lo hacemos, que lo estamos haciendo, es muy fácil transferirlo a otros, es decir, comprender todo lo demás desde este punto de vista. Por lo tanto, es bastante común que si se produce una regeneración de tejidos, la resurrección, el control de eventos, desde el punto de vista de la persona que realiza el control, esto es normal, y ve a la gente que le rodea en esta luz, es decir, piensa: sí, ellos lo saben, y ¿qué se puede no saber hacer aquí? Él ya sabe. Y, por tanto, resulta que podemos enseñar a otros de una manera muy sencilla: solo es necesario contar sobre nosotros mismos con el mayor detalle posible e intentar tomar en cuenta el punto de vista de los demás, que pueden tener otra educación o puede ser que estén ocupados, eso es todo. Es decir, desde el punto de vista de otra educación, son los mismos, pero la educación, por ejemplo, puede simplemente conducir al hecho de que es necesario ponerse de acuerdo con respecto al idioma del contacto, y eso es todo.

Y en este sentido, resulta que el conocimiento ya existe, y lo tienen todos, por lo tanto, naturalmente, no habrá una posible catástrofe global. Todos tienen este conocimiento, y este conocimiento es fundamental, es la vida misma, es la norma, proveniente del Creador, es el Creador mismo. Por lo tanto, se plantea la pregunta de para qué se dan los elementos de una posible destrucción global. Es decir, ¿por qué la civilización llega al hecho de que, nos enfrentemos a la posibilidad de la destrucción global?

Entonces, el principio, como yo dije, puede ser vectorial, es decir, el mismo principio, puede hablar de diferentes direcciones. Después de todo, si tenemos el nivel de salida de la información en un evento, desde el infinito, entonces el principio de la difusión del conocimiento, consiste en que debemos atraer el conocimiento en el momento actual, es decir, primero debemos realizar una reflexión con respecto a una gran cantidad de conocimientos del pasado. Y si hablamos del principio del conocimiento nuevamente, pero refiriéndonos a un punto de vista diferente, el principio se formula siempre de la misma manera, es decir, el principio del conocimiento.

Pero si nos referimos a un punto de vista futuro, entonces lo obtenemos de inmediato y en su totalidad, porque podemos ver el futuro a partir de los eventos del futuro que vienen hacia nosotros. El futuro es más fácil para la percepción, se realiza en un segundo. Es muy simple: en un segundo ya es el futuro, y estamos claros, está cerca y no es difícil de percibir para el Alma. Por tanto, cuando hablamos de principios, aquí hay que tener en cuenta la vectorización, pero en este sentido hay una ley fundamental que no es vectorial. Es integral y, por eso lleva el nivel del Creador como el nivel que está presente en su conocimiento en todos.

La siguiente ley. Tenemos la universalidad del conocimiento, y cada uno tiene su propio conocimiento individual en la búsqueda del desarrollo universal, de la vida eterna; y la vida eterna es el conocimiento universal. Y cuando hablamos de la vida eterna como de un sistema estático de la vida infinita, entonces resulta que el conocimiento individual es la vida infinita. Es decir, la localización de una persona en la vida infinita es la manifestación de su conocimiento individual. Por tanto, resulta que resucitar es bastante simple, incluso si al menos recordamos los rasgos de una persona, o algunas características como el nombre, porque es conocimiento individual: él se conoce a sí mismo y conoce sus rasgos. Siguiendo por este camino podemos resucitarlo con facilidad, porque cuando hablamos de lo que significa la práctica de la resurrección, basada en las leyes fundamentales, se trata de que debemos avanzar en lo referente a la verdad del conocimiento, y la verdad del conocimiento consiste en que sabemos dónde estamos y entonces sabemos también qué hacer a continuación.

La siguiente ley establece que cuando nos movemos hacia el infinito, siempre sabemos exactamente lo que queremos, dónde estamos y sabemos exactamente sobre la presencia del Creador en un lugar en particular, en una acción en particular y cómo Él nos proporciona conocimiento.

En este sentido, cuando hablamos de movimiento, por ejemplo hacia el infinito, esta ley se explica con bastante simpleza, en el sentido de que realmente hay características extraordinariamente elevadas del movimiento hacia el infinito, donde está todo, donde todo se sabe, y en cada elemento siguiente, siempre se puede saber lo que sucedió en el pasado, en el presente o sucederá en el futuro, o sea, esto es un sistema de coordenadas muy simple y muy claro. Al estar dentro de este sistema, siempre se sabe qué hacer. Solo es necesario considerar la realidad desde esta posición y participar, trabajar en esta realidad, entonces tenemos una realidad integral que es absolutamente controlable, y allí no hay tareas que no tengan solución.

Y en este sentido tenemos una luz muy simple, como de un nivel muy lejano de la realidad que viene hacia nosotros, donde tenemos un nivel perfectamente simple en los eventos, que cualquier acción es cognoscible incluso si se trata de una acción elemental. Me refiero a la acción cotidiana, la acción de la cognición, la acción de la macrosalvación, que son cognoscibles. Y aquí hay una serie especial de leyes fundamentales que nos indican que la cognición, la cognición externa, es tecnología. Es decir, una cosa es llevar a cabo una acción, y otra cosa es conocerla.

Y cuando decimos que necesitamos conocer la acción, entonces las leyes fundamentales referentes a la resurrección de las personas son las siguientes. El conocimiento de la acción es una acción reproducida en el futuro infinito.

De hecho, es muy simple comprender que si nos alejamos al infinito, la acción será estable, y nosotros aprenderemos todo sobre él, y de esa manera tenemos la estructura de nuestra manifestación en una forma infinita. Es una ley muy poderosa que contiene la infinitud personal para usted. Y si usted es infinito, entonces su luz hará que los demás sean infinitos. Es decir, la resurrección en este caso es solo prestar atención a sí mismo desde el punto de vista del conocimiento de las acciones propias.

La siguiente ley, es bastante simple y establece que cuando tenemos práctica, por ejemplo, en la salvación en forma de acciones específicas conjuntas de todas las personas y objetos de información, entonces la práctica individual también es una acción única e integral. Es bastante claro desde el punto de vista de las leyes anteriores que el Creador, que ilumina a todos y crea ese principio de macro-luminosidad para todos, y cada uno a su vez también ilumina. Por tanto, Él, actuando individualmente, extiende la luz a todos, por lo que uno puede salvar prácticamente el mundo entero, cuando sabe que se trata de un mundo que se salva de todos modos. Y aquí están las coordenadas de la salvación obligatoria del mundo, o sea, el desarrollo eterno y la presencia eterna, consisten en que se sabe, por ejemplo, que hay un mundo infinito normal, todos se desarrollan infinitamente, todos están sanos y felices, porque eso está ahí, una vez que está en el pensamiento.

Y pasamos a una verdad muy simple desde el punto de vista de las leyes fundamentales de la resurrección humana. Esta verdad se basa en el hecho de que cuando hablamos de resurrección desde el punto de vista del pensamiento, solo podemos hablar si realmente lo es. Y cuando, por ejemplo, nos basamos en la práctica del pensamiento como la luz de un objeto de información individual sobre todos los objetos de la realidad, entonces hay un principio de interacción de la información, es decir, puedo pensar en una manzana: la manzana se ilumina, y en principio, también ilumina, por ejemplo, a una persona, o alguna otra manzana que está cerca. Y esa luz reflejada que cae sobre cualquier objeto de información: este es el principio de todos los efectos de un único objeto de información y el principio de la obtención del conocimiento externo.

Y, por tanto, resulta que el conocimiento externo, como una tecnología, está en el impulso primario, es decir, en el estado primario de la creación de la materia, la creación de un objeto de información. Y cuando nosotros tenemos este estado, lo comprendemos, pero al mismo tiempo vemos como un grano, y cuando miramos el grano y nos vemos a nosotros mismos desde fuera, esto es diferente, pero si miramos desde fuera, esto es, digamos, lo tercero. Cuando tenemos la interacción de los dos, podemos tener el infinito, pero podemos también tener el infinito y tener solo uno. En este sentido, debemos mirar el mundo a través de los ojos de los demás, y los ojos de los demás, como dije, solo pueden ser tus ojos, porque tu luz se propaga y tiene toda la información externa.

Por tanto, la selección de un solo rasgo individual único en la acción, en el desarrollo, es una solución, absoluta, al problema. Es decir, es suficiente tener un solo conocimiento, cualquiera: la señal de luz, por no mencionar el conocimiento especial, y se puede lograr la resurrección del hombre, la vida infinita. Ahora yo lo he demostrado, porque la luz del pensamiento, como lo dije, podría provenir de las manzanas, podría llegar a la realidad física, también es única. No necesariamente una manzana: una persona con sus pensamientos, cualquier elemento. Y, por consiguiente, se vuelve real porque está unido, está conectado – este es el principio de la unión.

Y cuando volvemos a hablar del principio, puede ser de naturaleza diferente, puede haber una unión múltiple, o puede haber una unión que es múltiple, o sea, muchas conexiones en un mismo punto: una a otra o una con muchas. Por tanto, nuevamente aquí se necesita una ley fundamental. El principio solo nos ofrece una aproximación, es decir, el primer elemento.

Texto completo: https://despertarycrecer.com/vida-infinita-grigori-grabovoi/

María Guadalupe Buttera G.

PorMaría Guadalupe Buttera G.

Nací en Santa Fe, Argentina, el 17 de abril de 1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual, facilitando procesos de transformación interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

Suscribirse a comentarios
Notificarme
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
error: Este contenido está protegido