El bien que hacemos se expande y se irradia

El bien que hacemos se expande y se irradia

Las experiencias vividas conscientemente son personales, pero siendo personales se aporta lo aprendido a lo colectivo… pasa a ser de “todos”… es que estamos todos conectados… entonces cuando uno aprende o comprende algo nuevo, esto pasa al campo colectivo; y a su vez nos van llegando de ese campo colectivo las nuevas comprensiones que cada uno va aportando… lazos invisibles nos unen a todos…

por Leonardo Boff

No podemos confiar nuestro destino a representantes políticos que, en realidad, no representan a sus pueblos sino a los capitales con sus intereses presentes en sus pueblos.

Necesitamos nosotros mismos asumir una tarea salvadora.

Cada uno en su lugar, cada comunidad, cada entidad, en fin, todos debemos comenzar a hacer algo para dar un rumbo diferente a nuestra presencia en este planeta.

Si no podemos cambiar el mundo, sí podemos cambiar este pedazo de mundo que somos cada uno de nosotros.

Sabemos gracias a la nueva biología y por la física de las energías que el bien que hacemos no queda reducido a nuestro espacio personal.

Ese bien resuena lejos, se irradia y entra en las redes de energía que vinculan a todos con todos, reforzando el sentido profundo de la vida.

De ahí pueden ocurrir surgimientos sorprendentes que apunten hacia un nuevo modo de vivir sobre el planeta y nuevas relaciones personales y sociales más inclusivas, solidarias y compasivas.

Efectivamente, se nota por todos lados que la humanidad no está inmóvil ni endurecida por las perplejidades.

Miles de movimientos están buscando formas nuevas de producción y alternativas que respondan a los desafíos.

Para meditar:
“Nosotros estamos aquí solamente para traer paz a nuestra propia vida, y si traemos paz a nuestra propia vida, todo a nuestro alrededor encuentra su propio lugar, su propio ritmo y paz”. Morrnah Simeona

«Obrad, no por el alimento perecedero, sino por el alimento que permanece para vida eterna,
el que os dará el Hijo del hombre, porque a éste es a quien el Padre, Dios, ha marcado con su sello»
Jn 6,27
María Guadalupe Buttera

PorMaría Guadalupe Buttera

Nací en Santa Fe, Argentina, el 17 de abril de 1966. Me desempeño como Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual, facilitando procesos de transformación interior. Op. en Psicología Social. Counselor.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
es Spanish
X
error: Este contenido está protegido
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x