Liberarse de lo que nos aparta de nuestro Ser

Sep 30, 2019

Liberarse de lo que nos aparta de nuestro Ser

En nuestro vínculos podemos sentir que ya no es posible encontrar un camino común, que ya hemos concluido y aprendido aquello por lo cual nos encontramos, o que aquello que era tan relevante e importante dentro de la relación, ya no lo es.

Cuando esto nos sucede, es esencial recordar que el otro es un espejo de aquello que hay en nuestro interior. Pues es común caer en la trampa de creer que por «culpa» del otro, nos sentimos como nos sentimos: apagados, aburridos, molestos, con miedos.

Si bien a veces es necesario admitir y aceptar que vamos por senderos diferentes, nunca será el otro/a, culpable de nuestro malestar.

¿Qué podemos hacer con esto? conectarnos con nosotros mismos, con nuestro interior. Nuestro verdadero Ser sabe qué nos sucede y podemos elegir entregar esto que nos pasa a esa parte nuestra: «no sé qué está sucediendo, por favor, te pido la percepción correcta de esta situación…».  Y llegará la respuesta de nuestro sabio/a interior, ese Espíritu Puro conectado a la Fuente, al Creador.

El Amor nunca muere, las relaciones personales suelen cumplir su propósito.

Las relaciones suelen concluir, pero el Amor que somos nunca muere. Activar el Amor de nuestro Ser, es activar la Luz que somos. Y esto es nuestra responsabilidad.

¿Cómo activar el Amor? recordando nuestra unión con el Creador.

Meditemos la lección 273 del libro UCDM:

MÍA ES LA QUIETUD DE LA PAZ DE DIOS. 

Padre Tu paz me pertenece. ¿Qué necesidad tengo de temer que algo pueda robarme lo que Tú has dispuesto sea mío para siempre? No puedo perder los dones que Tú me has dado. Por lo tanto, la paz con la que Tú agraciaste a Tu Hijo sigue conmigo, en la quietud y en el eterno amor que Te profeso.

Cuando nuestra vida está apagada y sin creatividad, tendemos a culpar a otros de ello. Creer que el problema es el otro/a, es una trampa. El brillo del alma se activa desde nuestro interior. Afuera es el espejo del mundo interno.

El miedo aparece cuando nos olvidamos quiénes somos, cuando nos desconectamos de nuestro verdadero Ser, unido al Creador.

El miedo aparece cuando nos olvidamos que Amor es lo que somos. 

Labor personal

Elijo que hoy nada me perturbe, y si algo surge que me molesta, lo descarto repitiendo: «mía es la quietud de la paz de Dios«.

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up