Testimonio de liberación emocional a distancia

Testimonio de liberación emocional a distancia

Hace tiempo vengo experimentando cómo es posible la liberación interior a distancia. Cuando hay empatía entre dos o más personas, conectados desde el, podemos sintonizar y nos ayudamos mutuamente. Te dejo un hermoso testimonio de ello:
Un beso María Guadalupe
Recibí tu respuesta con mucha alegría, no pude responderte al instante, busco espacio para poder conectar y escribir. Gracias por responderme.

Ayer,  al llegar a casa luego de trabajar, me sentía un poco desanimada, triste porque dispongo de poco tiempo para compartir estos días de navidad con mis niños que están de vacaciones en esta navidad.
Me disponía a cocinar, veo que subes un vídeo «tu propio regalo, amor a tí«, me causó curiosidad, pensé que por estos días no subirás vídeos.

Al escuchar el inicio, sentí mucha alegría, no lo podía creer, me hablabas a mi, hablabas de mi. Pronunciabas mi nombre. Me sentí tomada en cuenta, fue mi primer movimiento interior.
Antes de acostarme, me di el espacio para escucharlo y sentir. A medida que lo escuchaba me percibía confundida mental y emocionalmente.

Comencé a sentir mucho dolor en el pecho, lloraba con dolor y sentimiento, no sabía que sucedía en mí, observaba que sentía, sentía como movimientos en todo mi cuerpo, sobre todo en el pecho, como si una masa pesada de músculos, dentro de mi cuerpo, como arena movediza, se movía.
El dolor se acrecentaba, con mayor intensidad y fuerte presión en el pecho, lloraba de forma desmedida, recordé no haber escuchado de mis padres un, Te amo.,
Sentía tristeza y dolor el buscar amor a fuera y no saber como dármelo a mi misma.
Sentí y vi el profundo vacío por la falta de amor en mi interior. Vi la falta de amor a mi misma. no la había visto antes.
El dolor en el pecho era profundo, por un momento pensé que no podía soportar, mi cuerpo estaba abatido. comencé a respirar de forma profunda, pausada y tranquila, al mismo tiempo que me decía:»  lo siento, perdóname, te amo». Mis manos acariciaban mi pecho como una forma de estar conmigo y al mismo tiempo deseando arrancar el dolor.
Lo acepté, acepte mi dolor, lo deje estar mientras respiraba, sentí un poco de alivio, luego eructé varias veces y el dolor se iba suavizando, mientras me decía «Gracias, gracias.»
Ahora veo que cobra más sentido las acaricias que me realizo a mi, a mi misma.
Cobra más sentido decirme «Te amo», lo que mis padres no me dijeron, ahora yo adulta puedo decírmelo.
María Guadalupe, gracias por este hermoso regalo, que me han permitido entrar en mi interior y el deseo y la inspiración de seguir trabajando el amor a mi.
Mí hija Sara, de 9 años, me pidió que te dijera que le gusto mucho tu forma de tratar a las personas y tu amabilidad.
Mis hijos están contentos por mencionarlos.
Por ahora, escribiré por correo, no dispongo de espacio en mi teléfono para los grupos de Wsp.
Seguimos en contacto..
Cierra los ojos…recibe un beso y un abrazo.
Gracias, Gracias!!

Caracas, Venezuela.Video que se refiere el relato:

Querida Rosa la que llora de alegría soy yo ahora !! lo que relatas nos ha sucedido a muchos, solo que no lo decíamos por vergüenza, miedos o porque lo venimos reprimiendo…
En ti me veo a mi misma, y déjame decirte que tampoco me dijeron un «te amo», pero no porque no lo sentían sino porque no se acostumbraba a hacerlo. Además creo que mi madre me lo decía a través de sus cuidados, la comidita, etc. Igual que mi padre, ellos no decían te amo, pero estaban ahí sosteniéndonos en vida.
Ahora tu misma puedes decírtelo, en eso consiste nuestro ejercicio! pero entiendo que necesitamos escucharlo en un otro primero… también me identifico contigo en ello…
Estamos sanando nuestras heridas para dejar de repetir el pasado y comenzar a crear algo diferente, más amoroso hacia adelante… y nuestros hijos se benefician con nuestra sanación! pues los liberamos de cargar ellos con nuestras cuestiones no resueltas….
Sigue en el espejo, ámate! TE AMO!!! adelante!! ah… y libera las expectativas sobre tus padres, pues hicieron lo mejor que pudieron.., los honramos a ellos y nos honramos a nosotros también…
abrazo! Y GRACIAS DILE A TU HIJA SARA !!! UN ABRAZO PARA TUS HIJOS TBIEN !!!

Yo cuido de mi, tu cuidas de ti y Algo Más Grande cuida de nosotros. 

Si deseas puedes solicitar entrevista personal o a distancia via SKYPE al mail

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Consultora y Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal. Op. en Psicología Social. A partir de 1996 me encuentro explorando y llevando a la práctica diversos modos de abordajes en el ámbito de la relación de ayuda, el desarrollo personal y la filosofía aplicada a la vida cotidiana. Mi misión personal consiste en: “Facilitar que las personas redescubran su propio camino hacia el Amor que habita en su interior” Guía y acompañamiento para la paz interior, a través del desarrollo personal y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up