Tengo un hijo de seis años…la profesora me dice que es perezoso…

Ene 31, 2017

Tengo un hijo de seis años…la profesora me dice que es perezoso…

Buenas tarde, tengo un hijo de seis años que está empezando año escolar… la profesora me dice que es perezoso, quiero orar por el …yo le pido al espíritu santo sabiduría para guiar a mi hijo y tenerle paciencia… ayúdame que debo hacer.

Hola, mira, un niño de 6 años qué problema podría tener? ninguno! el niño es un reflejo de lo que le sucede a la madre. Aquí en realidad tu niño te guía a verte a ti misma, a ver tu mundo interior. 
Medita esta frase de Bert Hellinger sobre el tema:
“Lo que se ha visto en algunos hijos a través de su comportamiento, que a menudo nos agobia tanto, es algo necesario para el sistema familiar que los demás miembros rechazan.
El niño toma eso sobre él en lugar de los demás. Mira con amor hacia los excluidos.
Tras este comportamiento, se esconde el amor.
Cuando se trabaja con niños difíciles, no miramos pues a los niños sino la dirección en la que ellos miran. Entonces, se pone en marcha un movimiento, un movimiento que cura, que libera al niño, porque los padres miran allí donde deben mirar. El niño ya no necesita mirar en su lugar ni comportarse en función de eso.
Esta es la manera de proceder más esencial en el trabajo con los niños”
Bert Hellinger

Puedes hacer el siguiente ejercicio
Buscas un lugar tranquilo y donde puedas estar sola. 
Vas a visualizar a tu hijo delante de ti, y al padre de tu hijo a tu lado. 
Percibes qué sientes en tu lugar, con actitud interior de recogimiento, esperas, miras a los ojos a tu hijo.Vas a recibir la información de cómo puedes ayudarlo. 
Luego te vas a ubicar en el lugar de tu hijo para saber qué se siente ahí, hacia dónde mira, qué necesita ese hijo. 
Ahí hacia donde mire hay alguien que necesita ser reconocido, honrado (no es necesario saber de quien se trata). Te colocas en ese lugar y sientes también allí. Puede que también mire a alguien y haces lo mismo con cada uno. 

Luego regresas a tu lugar y honras a todos tal como son.
Dices:
-“ahora te veo, tienes un lugar en mi corazón, tu también perteneces”

Al finalizar, si lo sientes en tu corazón, puedes decir también:
“Nosotros por nosotros y tú por ti”

Respiras profunda y conscientemente. miras hacia adelante, hacia la Vida, visualizando a los lejos la Luz de la Vida, una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas a Dios…

“Por favor Padre libera las memorias de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, separación, venganza, enfermedades, miedos, ira, celos, envidias……… en mi, en mi familia, en la familia humana… gracias…. por favor…. si….”


Y sigo entregándome a la vida como es…
Puedes repetir el ejercicio las veces que sientas que es necesario, y compartir cómo te ha ido, si lo deseas. Adelante! 
Textos para meditar:

ByMaría Guadalupe Buttera

Nací en SANTA FE, ARGENTINA el 17-04-1966. Me desempeño como Facilitadora de procesos de transformación interior, Escritora y Comunicadora sobre Desarrollo Personal y Espiritual. Guía y Acompañamiento para la Paz Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up